sábado, 18 de julio de 2009

Un día después (1992)

hay un tipo que mira las estrellas
hay otro que pega carteles al revés
y una chica que suspira
al ver la luna rodando por Callao
ahí está Ella sentada en el umbral
tratando de ver el mar en el horizonte
y El está en la otra punta de la ciudad
sabe que su fe
es una puerta desvencijada por los vientos
y en su cuerpo atraviesan rayos
no es una cosa de estar,
mientras van los hombres inventando nuevos dioses,
la mediocridad del mundo siempre es: mortal
carrousell, carrousell
todas las cosas parecen un carrousell
ya se cansó de la quietud giratoria
blanco fantasma taciturno, obelisco
sonreirá al verlos desnudos y descalzos
por 9 de julio, entre los autos, los autos
sin papeles, sin nada de llevar
pero tropezó con su suerte y llegó tarde a todo
un día después
vive una vida imaginada
la ciudad está cubierta de cristales
Ella viene a visitarlo de vez en cuando
(a sus sueños)
ayer lloró, el alba fue fugaz
y a ese maldito atardecer
apenas lo ve con sus manos
sus manos de ramas.

3 comentarios:

•Lola• dijo...

Casi un microcuento...

Me gustan los textos (en cualquier formato) que logran transportarme visualmente... éste lo hizo....

Onalem! dijo...

Concuerdo con mi querida Lola.
Puedo decir que quedaría como uno de mis favoritos.

Agus dijo...

Me encanta "ver" tus poemas. Tus descripciones van directo a mi pupila. Buenisimo el rescate noventoso.