lunes, 19 de abril de 2010

Descuidos

cuando el gato no está
los ratones sueñan
que a San Petersburgo
se fue a pasear, muerto de frío
no vuelve más, no vuelve más
cuando los ratones sueñan
juegan en un arroyito
de agüita clara, salpican
sus barcos de papel Clarín,
Odiseos contra las olas
del Mar de los Sargazos,
siguiendo la luna de queso
endulzan sus oidos
hermosas, perfectas
sirenas de melenas de trigo,
cuando los ratones sueñan
el gato duerme la siesta
y tiene pesadillas
con la barriga llena
la barriga llena...

2 comentarios:

Onalem! dijo...

Es como un cuento para niños.

Agus dijo...

Digno de Maria Elena Walsh, su obra, me encanta haberlo inspirado, un poquito al menos.