martes, 3 de mayo de 2011

Sucede

milagros
de los días en cruz
verte reír
poco a poco
luego que todo pasó
la noche asir
inmensa la luz
tu sonrisa desnuda
calma el mundo
el exílio del
amor después
verte reír
trastocados
los silencios
caen a tus pies
restos del naufragio
raptos de voz
paradojas al fin
palabras
que
llegan
así

3 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

Sutil, y por eso hermoso. Un gran beso.

[G]* dijo...

Gracias por el comentario, Ignacio.
Pd: hasta el apretón de manos y una palmada en la espalda llegamos.

eMiLiA dijo...

"verte reír"

A veces no se necesita más que eso.
Inevitablemente me retiro cantando la canción de NTVG.

Abrazo!