domingo, 27 de septiembre de 2009

Fuego y penumbra (1995)

(hoy he visto miles de golondrinas huir
de las puertas del infierno, con sus alas incendiadas,
hoy he visto una mujer endulzada en su vestido blanco
abrir la puerta de mi alma y cruzar el umbral)

vuelven a la inmensidad los ríos de luz
que escapan del encierro de esta ciudad
luego de beber un poco la fiebre
entre el cemento y los rascacielos
vuelvo al barrio donde las cosas siempre están igual
y es posible que esta noche
algo me diga por fin
por lo cual este perfume me hizo venir
hasta aquí y no puedo dormir,
deambulando, este tango infernal
desgarra la piel en tiras,
entre tantas penas y soledad
suena un bandoneón, lastimando,
la quietud de la habitación son manchas de humedad
y las sombras penetran la piel,
los muebles, las paredes, confundiendo todo
y ella, sólo en sueños cruza descalza el umbral
pasan los días así, como un volcán de nada
en el borde del final y del principio giran sin ver
más allá nace la fe,
ya no sé, ríos de sombras desembocan aquí
en este maldito lugar
y ella llora y ríe en la penumbra
se acaricia el cuerpo y lo hace notar
luego se esfuma, imperfecta / perfecta / etérea
y es posible que esta noche algo me diga por fin
por lo cual este perfume me hizo venir
hasta aquí y no puedo dormir
una brisa en la habitación mueve
las cortinas, un rayo ilumina
un cono de luz sobre la silla vacía
un cono de luz y la imagen es desoladora
ella olvidó sus anteojos sobre la mesa
ahora andará perdida entre las sombras
ella siempre vive escapando
la luz dejó en los cristales
un brillo especial antes de apagarse
mas allá muere la fe,
deambulando, este tango mortal
hiere las almas y no sé por qué
arrojé los muebles por la ventana,
no sé por qué estoy llorando
tirado en el suelo mirando la oscuridad
en esta vorágine sólo su imagen,
no se por qué encendí algunas piras de diarios
me senté a esperar
a que se convierta en lenguas de fuego,
y ella cruza desnuda el umbral
en silencio la miro mirar
mientras nace el amanecer en sus ojos.

1 comentario:

Onalem! dijo...

Me dejaste boquiabierto Gus... Realmente excelente, impecable, atrayente, transmite emoción...