sábado, 12 de diciembre de 2009

Desconexos

... y los días pasan así
entre esperas y silencios
subterráneos y rascacielos
todas las cosas que andan por ahí
Buenos Aires
nos rodea, nos abriga
nos pierde entre tanta gente
no todo es gris / tan gris
parados en el medio
mirándonos los pies
dejando la vida pasar
mientras en las veredas
hay esperas y silencios
todas las esquinas sin ochava
nos encuentran
cosas que andan porque si
Buenos Aires
tan extraño / extraño
sus lecturas y las palabras
que andan por ahí
perdidas / desconexas

2 comentarios:

•Lola• dijo...

Me gusta la palabra "ochava" desde que la conocí en el tango "Corrientes y Esmeralda".

Me gustan tus versos, ¿sabías? Son frescos como la brisa que me levanta la pollera al final de la calle Florida, sobre la rejilla que ventila el metro llegando a la Plaza San Martín.

Onalem! dijo...

En lugares, pocos, podemos encontrar otros grises. Hay verdes que pueden introducirse.