miércoles, 2 de diciembre de 2009

A nuestro paso

dejamos a nuestro paso
tierra arasada
y es el paraiso
nuestra propia parcela
de cielo sin cielo
a punto de quemar las naves
el mar nos lleva, llena
de brazos, abrazos
el diluvio que nos calma
nuestra propia parcela
de infierno, infiernos
todo es tan imperfecto
tan inflamable tan
cerca del fuego, el juego
imperfecto, imperfectos

1 comentario:

Onalem! dijo...

¿Pueblos originarios?